Termografía y ciática: la evaluación desde lo proximal a lo distal

Termografía y ciática: la evaluación desde lo proximal a lo distal

10/10/2022 By : Víctor Escamilla Galindo, Ismael Fernández Cuevas y Alejandro del Estal Home

La termografía permite identificar las consecuencias de diferentes afecciones, como la ciatalgia o dolor de ciática. Esto se debe a su estrecha relación con los patrones térmicos que causa al ser una patología musculoesquelética que implica un compromiso nervioso.

El dolor de ciática o ciatalgia, por definición, es una afectación del nervio ciático que produce una sensación de dolor de forma constante en el glúteo, que se agudiza al sentarse. Además, puede irradiar en todo su recorrido o en una parte, y que de forma habitual afecta a un único lado del cuerpo. Anatómicamente, el nervio ciático es el más largo del cuerpo humano, ya que se ramifica desde la parte baja de la espalda y recorre el miembro inferior en su parte posterior.

La etiología de la ciatalgia puede ser mecánica o muscular. La ciática mecánica es la producida por una compresión de la rama nerviosa debido a una hernia discal, un espolón óseo, una estenosis espinal, etc. Por otro lado, la ciática de origen muscular, conocida como síndrome piramidal o falsa ciática, es la debida a una compresión del nervio en el recorrido del músculo piramidal, habitualmente a un aumento local del tono muscular. 

Ambos casos tienen una sintomatología muy similar, pero desde el punto de vista termográfico hay ciertas consideraciones que se tienen que tener en cuenta. La afectación nerviosa por problemas mecánicos en la zona baja de la espalda presenta patrones térmicos diferentes a los problemas musculares del síndrome del piramidal.

La termografía ha demostrado su utilidad en el apoyo al diagnóstico de múltiples patologías según su patrón termográfico. En el pasado, ya vimos casos clínicos de patología de raquis, como la radiculopatía o la cirugía lumbar. Además, ya exploramos las diferentes patologías que se ven más habitualmente en los casos clínicos de dolor de espalda, desde el punto de vista de la termografía. 

La investigación científica nos muestra que para las lesiones que tienen una afectación nerviosa, el patrón típico es la hipotermia (consultar esta publicación para mayor comprensión) por un descenso de la activación autónoma de la región (Dimitrijevic et al. 2016; Sillero-Quintana et al. 2015; Tuzgen et al. 2010; Green, 1987).

En los casos de ciatalgia, lo que nos muestra la evidencia es que la afectación ocurre en toda la rama nerviosa perjudicando a la pierna afecta en su vista posterior disminuyendo la temperatura. Sobre este efecto en dolor de ciática, existen investigaciones de termografía desde los años 80 (Gillström, 1985), como se puede apreciar en la figura 1:

Figura 1. Ejemplo de un caso de dolor de ciática, donde se aprecia que el lado afecto tiene un patrón hipotérmico con 2 ºC de asimetría negativa. Adaptado de Gillström (1985).

Patrones térmicos en la etiología del dolor de ciática

Habitualmente, en patología de columna lumbar podemos encontrar patrones en isla o bloqueos de la señal térmica. Si existe irradiación a una de las piernas, el caso típico de una ciática, por norma general nos encontraremos una menor temperatura en el lado afecto con respecto al lado sano y un patrón característico en la zona plantar, que corresponde con las señales típicas a nivel distal.

En la zona plantar, la evidencia nos muestra un patrón relacionado en un primer momento con desórdenes vasomotores para aquellos sujetos con dolor en el miembro inferior que cursan con los síntomas de ciatalgia y tras una operación con una clara hipotermia (Zaproudina et al. 2006), como podemos observar en la figura 2:

Figura 2. Imágenes de persona sana (A), paciente con dolor de ciática e irradiación (B) y después de intervención quirúrgica (C). El grado de asimetría en los pacientes B y C es significativamente mayor que en el sujeto sano. Extraído de Zaproudina et al. (2006).

Además, con el movimiento este tipo de patologías con etiología mecánica suelen exaltar la respuesta hipotérmica, como es el caso de la investigación llevada a cabo por Kim et al. (2018). En ella, se ve una disminución de la temperatura entre 0.6 y 2.3 ºC después de caminar 10 minutos para los pacientes de estenosis de columna, probablemente debido a la congestión venosa, que causa una claudicación neurogénica, según los autores (véase la figura 3):

Figura 3. Comparación termográfica de un paciente con estenosis lumbar antes y después de caminar, representando síntomas de claudicación neurogénica. Adaptado de Kim et al. (2018).

Por otro lado, si la afectación tiene que ver con una causa muscular en la región del glúteo se puede presentar mayor temperatura por el incremento en la demanda de trabajo. Por otro lado, es frecuente encontrar un patrón muy similar al causado por la etiología mecánica en el recorrido por el atrapamiento nervioso. En la figura 4, mostramos varios casos de estudio de Francisco José Soto, alumno del curso certificado de ThermoHuman

Figura 4. A. El propio Francisco José Soto en su perfil @termodiagnosis_malaga realiza un seguimiento de su caso de ciatalgia donde se aprecia una reducción de la temperatura en su pierna derecha que mejora con el paso del tiempo, unido a la descripción de su comportamiento clínico vemos como esa reducción de las asimetrías es representativa. B. Comportamiento térmico de la pierna afectada por la ciatalgia. C. Ciatalgia con etiología muscular con señal hipertérmica en la región del glúteo. Francisco Soto en el curso de ThermoHuman en el INEF de Madrid.

Estudio de caso: apoyo al diagnóstico y seguimiento del dolor de ciática por causas mecánicas.

A continuación, presentamos un estudio de caso de un paciente de 36 años con evaluaciones previas a la sintomatología de ciática, que comienza a tener sospecha de un problema mecánico a nivel lumbar. Posteriormente, se confirma con una resonancia magnética la existencia de protusiones a nivel L4-L5-S1 (figura 5). A partir de ese momento, el control de la patología se vuelve relevante durante los procesos de algesia mediante la aplicación de la termografía en el seguimiento de las lesiones.

Figura 5. Primera toma termográfica del primer episodio en una vista cercana, nótese el patrón en quiebro de la zona lumbar. Resonancia magnética para la región lumbar con diferentes protusiones L4-L5-S1. Toma termográfica el día de la resonancia magnética, nótese la menor temperatura en el glúteo izquierdo.

Para el seguimiento de la lesión, no solo son relevantes y representativas las temperaturas del miembro inferior, sino también habrá que evaluar, como se ha visto en párrafos anteriores, la zona plantar para ver cómo afectan los desórdenes vasomotores en la visión plantar de la imagen de termografía. En la figura 6, tenemos el ejemplo de nuestro caso de estudio con el seguimiento de sus temperaturas plantares durante el primer periodo de dolor agudo de ciática y el posterior diagnóstico. Es un hecho similar al que describía Zaproudina et al. (2006):

Figura 6. Caso de estudio de seguimiento termográfico en la región plantar. Nótese cómo el pie izquierdo en la zona del calcáneo tiene mayor temperatura y aparece una compensación en la zona de la fascia plantar derecha.

En relación a los termogramas del protocolo posterior, la diferencia de temperatura para el lado afectado (izquierdo, hipotérmico) aumenta en relación a la sintomatología. En la primera imagen de la figura 7, observamos el primer episodio donde el dolor era 2/10 en la escala EVA y en la segunda imagen observamos el día donde se realiza la resonancia magnética que corresponde a un 4/10 en la escala EVA, demostrando una clara relación entre dolor y asimetría.

Figura 7. Caso de estudio de seguimiento termográfico en la región posterior de miembros inferiores. El paciente tiene sintomatología de dolor de ciática en el muslo y piernas posteriores del lado izquierdo. Cuando aumenta la sintomatología, aumenta la asimetría térmica. Nótese que el software resalta las regiones calientes; a pesar de que el lado afecto sea el izquierdo, ya que está más frío, se resalta el caliente.

Conclusiones

La termografía demuestra su utilidad en el control y seguimiento de procesos de ciatalgia o dolor de ciática, sin importar su etiología, debido al comportamiento hipotérmico de la patología.  

El control de la temperatura no tiene que ser evaluado solo en la vista posterior, sino que el control de la temperatura plantar también será de gran ayuda en el apoyo al diagnóstico de esta patología.

La termografía por su rapidez, su fiabilidad y su carácter no invasivo se convierte en una herramienta muy útil en el seguimiento de las ciatalgias con el objetivo de recuperar el estado normotérmico de los deportistas.


Referencias

Dimitrijevic IM, Kocic MN, Lazovic MP, Mancic DD, Marinkovic OK, Zlatanovic DS. Correlation of thermal deficit with clinical parameters and functional status in patients with unilateral lumbosacral radiculopathy. Hong Kong Med J. 2016 Aug;22(4):320-6.

Gillström P. Thermography in low back pain and sciatica. Arch Orthop Trauma Surg (1978). 1985;104(1):31-6.

Green J. Neurothermography. Semin Neurol. 1987 Dec;7(4):313-6. doi: 10.1055/s-2008-1041432. PMID: 2845550.

Kim, T. S., Hur, J. W., Ko, S. J., Shin, J. K., & Park, J. Y. (2018). Thermographic Findings in Patients with Lumbar Spinal Stenosis Before and After Walking. Asian Journal of Pain, 4(2), 25-28.

Sillero-Quintana M, Fernández-Jaén T, Fernández-Cuevas I, Gómez-Carmona PM, Arnaiz-Lastras J, Pérez MD, Guillén P. Infrared Thermography as a Support Tool for Screening and Early Diagnosis in Emergencies. Journal of Medical Imaging and Health Informatics. 2015;5(6):1223-8.

Tuzgen S, Dursun S, Abuzayed B. Electrical skin resistance and thermal findings in patients with lumbar disc herniation. J Clin Neurophysiol. 2010 Aug;27(4):303-7.

Zaproudina N, Ming Z, Hänninen OO. Plantar infrared thermography measurements and low back pain intensity. J Manipulative Physiol Ther. 2006 Mar-Apr;29(3):219-23.


Si tienes alguna duda o te gustaría hacer un comentario, no dudes en escribirnos. Estaremos encantados de leerte.

Europa Thermohuman ThermoHuman ha contado con el apoyo de los Fondos de la Unión Europea y de la Comunidad de Madrid a través del Programa Operativo de Empleo Juvenil. De igual manera ha participado en el Programa de Iniciación a la Exportación ICEX Next, contando con el apoyo de ICEX y con la cofinanciación del fondo europeo FEDER.

CDTI ThermoHuman ha recibido financiación del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), con la participación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (ERDF), para la creación de una nueva herramienta basada en termografía para la prevención y predicción de artritis reumatoide. Ver detalle del proyecto.