Estudio de caso sobre una fractura de rótula: termografía como ayuda al diagnóstico

Estudio de caso sobre una fractura de rótula: termografía como ayuda al diagnóstico

02/27/2021 By : Ismael Fernández Cuevas Home

En este estudio de caso, mostramos la importancia de la termografía infrarroja como herramienta de apoyo para el diagnóstico en caso de una fractura de rótula.

Tenemos una imagen térmica de la persona previa al accidente que sufrió en su rodilla izquierda: no hay asimetría significativa en esa zona (+0,15ºC). Inmediatamente después del accidente (tropezó y cayó golpeándose la rodilla con una piedra), fue valorada en las emergencias de un hospital y atendida por la herida superficial en la rodilla. Más allá de los puntos de sutura, se descartó cualquier otra lesión de relevancia. Cuatro semanas después del accidente, la herida ya había cicatrizado pero aún existía un dolor significativo en la región. Una evaluación térmica reveló una asimetría hipertérmica de más de 1ºC (1,38ºC) en la rodilla izquierda.

Días después, una resonancia magnética confirmó la fractura de la rótula de la rodilla izquierda (como podemos ver en la imagen 1). Lamentablemente, la primera evaluación realizada inmediatamente después del accidente subestimó la gravedad de la lesión.

Imagen 1. Imagen de resonancia magnética en la que se observa la fractura de la rótula

Tal y como describieron Sillero-Quintana y colaboradores (2015) en un estudio con pacientes atendidos en las emergencias de un hospital, las fracturas óseas cursan con asimetría hipertérmica significativa (+0 9ºC).

Es por ello que se recomienda utilizar la termografía infrarroja como herramienta para apoyar el proceso de diagnóstico, ahorrando tiempo y evitando falsos negativos como en este caso.

Sillero-Quintana et al. (2015)

El software ThermoHuman nos permite cuantificar la evolución de la asimetría de la rodilla a lo largo del tiempo. Las asimetrías térmicas mostradas en la 4ª semana después del accidente (+1,38ºC) son similares a la evolución descrita por Haluzan y colaboradores (2015) en un estudio centrado en las fracturas de radio. Además de eso, el nuevo protocolo de rodilla de ThermoHuman nos muestra datos y segmentaciones más detalladas, por lo que incluso podemos observar una asimetría hipertérmica de 2,17ºC en la región específica de la rótula (imagen 2)

Imagen 2. Avatar de ThermoHuman e imagen térmica de las rodillas, mostrando una asimetría de 2,17ºC en la rótula izquierda (lesionada).

Si en la primera valoración en el hospital se hubiese utilizado la termografía, probablemente no se habría descartado la lesión en el hueso. Lamentablemente eso no fue así, y cuando se realizó la valoración termográfica (4 semanas más tarde) ya era demasiado tarde: la persona tuvo que ser operada para reconstruir su rótula. El uso de la termografía infrarroja es sumamente interesante en casos como este, para apoyar el diagnóstico, ahorrar tiempo y evitar falsos negativos y los problemas de salud y económicos asociados (Sillero et al., 2015; Haluzan et al., 2015).


Referencias

– Haluzan, D., Davila, S., Antabak, A., Dobric, I., Stipic, J., Augustin, G., … & Prlic, I. (2015). Thermal changes during healing of distal radius fractures—Preliminary findings. Injury, 46, S103-S106.

– Sillero-Quintana, M., Fernández-Jaén, T., Fernández-Cuevas, I., Gómez-Carmona, P. M., Arnaiz-Lastras, J., Pérez, M.-D., & Guillén, P. (2015). Infrared Thermography as a Support Tool for Screening and Early Diagnosis in Emergencies. Journal of Medical Imaging and Health Informatics, 5(6), 1223-1228. doi: 10.1166/jmihi.2015.1511

Europa Thermohuman ThermoHuman ha contado con el apoyo de los Fondos de la Unión Europea y de la Comunidad de Madrid a través del Programa Operativo de Empleo Juvenil. De igual manera ha participado en el Programa de Iniciación a la Exportación ICEX Next, contando con el apoyo de ICEX y con la cofinanciación del fondo europeo FEDER.